según un informe periodístico

Aseguran que De Vido cobró coimas por U$S 25 millones

La información fue publicada por lanación.com y compromete al entorno del ex funcionario.
Aseguran que De Vido cobró coimas por U$S 25 millones
de vido. ex ministro de planificación federal del kirchnerismo.
lunes, 19 de junio de 2017 · 04:06:00 a.m.
Los funcionarios más cercanos del ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, habría cobrado coimas por 25 millones de dólares además de otras "prácticas no convencionales", a cambio de destrabar el acceso de la constructora brasileña Odebrecht, al proyecto multimillonario para la extensión de las redes troncales de gas en Argentina. 
 
Esta afirmación se desprende de la información de documentos aún secretos de la investigación Lava Jato, a los que tuvo acceso el portal de noticias lanación.com en las últimas semanas.
Señalaron que los documentos muestran que la negociación delictiva de Odebrecht con el gobierno kirchnerista abarcó dos etapas en las que participaron dos intermediarios distintos. La primera quedó en manos del dueño de Esuco, Carlos Wagner, quien presidió la Cámara Argentina de la Construcción durante ocho años del kirchnerismo, entre 2004 y 2012. La segunda fase fue con el lobbista Jorge "Corcho" Rodríguez como interlocutor determinante.

Rodríguez pasó a trabajar para Odebrecht como "consultor" durante años. Pero tanto él como Wagner actuaron frente a los representantes de la compañía brasileña como emisarios de De Vido, y así lo entendieron quienes negociaron con ambos y acordaron pagar esos US$ 25 millones entre 2007 y 2014. El portal consultó a Rodríguez y a Wagner, quienes rechazaron las sospechas. "Eso que dicen es falso". 

Operatoria en Argentina

Según lanación.com, cuando Odebrecht comenzó a moverse para pujar desde 2007, en la licitación para la ampliación de la capacidad del transporte de gas en 15 provincias argentinas, su superintendente en el país, Flavio Bento e Faria, fue contactado por Wagner, quien se presentó como dueño de Esuco y presidente de la Cámara Argentina de la Construcción. 

Con su nombre en la "ruta del dinero K", en la que está imputado, y en al menos seis sociedades offshore que aparecen en los Panamá Papers, Wagner, según Marcio Faroa, "le pidió coimas" a Bento e Faria, pero se cuidó de darles los nombres de los destinatarios, aunque a los brasileños les quedó muy claro quienes eran. 

Fue entonces cuando uno de los máximos responsables de la División de Operaciones Estructuradas de Odebrecht -área dedicada a las coimas de la empresa-, Hilberto Mascarenhas, ajustó los detalles para el pago de los sobornos.
A partir de allí, el camino de los negocios con el Estado argentino se simplificó para Odebrecht, que sólo recibió elogios de De Vido durante dos reuniones que mantuvo con el ahora delator premiado.
Sin embargo, el entendimiento ilícito se quebró en octubre de 2010 con la muerte del ex presidente Néstor Kirchner: el pacto se quebró y Odebrecht comenzó a padecer todo tipo de problemas con la ejecución y cobro del multimillonario contrato. 

Esos problemas se solucionaron con la aparición del lobbista Jorge "Corcho" Rodríguez, quien reabrió las negociaciones ilícitas con los representantes de la constructora brasileña, acordó nuevos pagos y hasta les aportó los números de las cuentas bancarias offshore donde debían depositar el dinero de las coimas.

Sin embargo, Rodríguez actuó más como emisario de De Vido ante Odebrecht que como lobbista de la constructora brasileña ante el entonces ministro.