Minería

Litio, elemento clave para parar el calentamiento global

miércoles, 03 de mayo de 2017 · 04:55:00 p.m.
El litio es un metal alcalino, de color blanco-plateado. En la tabla periódica de los elementos químicos está en el Grupo 1 y en los crucigramas lo escriben con su símbolo Li. Es blando, dúctil y muy liviano, y tiene la propiedad física de ser resistente a grandes presiones y temperaturas.
 
Con estos atributos, especialmente el último, ha ganado una fama digna de una "vedette” en la escena minera mundial. Esto, por cierto, pone a Catamarca "en foco” en esta materia. Veamos. El 80% de las reservas mundiales de litio se encuentran en los salares de Argentina, Bolivia y Chile.
 
Es la zona conocida como "El triángulo del litio”, área integrada por el salar de Uyuni, en Bolivia; el salar de Atacama, en Chile y el salar del Hombre Muerto, en Catamarca, Argentina. Precisamente, es en la Puna de Catamarca donde se concentra gran parte del mineral al que se considera  "el combustible del futuro”. El Proyecto Fénix inaugurado a fines de 1997 sobre el Salar del Hombre Muerto, provee el 19% del consumo mundial de litio. En torno a esta explotación, la principal en Argentina, están puestas las miradas ya que se mantiene una puja de límites entre Catamarca y Salta (ver aparte "Proclama de Ciénaga Redonda”).
 
De hecho, la minera extrae material de Catamarca pero tiene sus oficinas administrativas en la vecina provincia. Es la UTE entre Minera del Altiplano y la FMC Lithium Corp, de Estados Unidos.
Además, se encuentra en etapa de exploración el proyecto Sal de Vida, en la zona Este del mismo accidente geográfico, a cargo de la australiana Galaxy Resources. Y en este mes se
llevan a cabo exploraciones a 4100 m.s.n.m. en el Proyecto 3Q (Tres quebradas), en el distrito Fiambalá, cerca del límite con Chile, a cargo de la empresa Liex.
 
También la estadounidense Albemarle, líder mundial en la industria química que usa litio, anunció en marzo pasado su intención de iniciar un proyecto de prospección y exploración en el salar de Antofalla. Y lo hizo con su plana mayor, en la Casa de Gobierno de Catamarca. Albemarle
tiene proyectos activos en Estados Unidos, Australia, Chile y China. Para iniciarlo, la empresa aguarda la aprobación del informe de impacto ambiental de su proyecto.
 
IMPORTANCIA
 
El litio es un elemento clave en la disminución del consumo de energías fósiles, necesaria para detener el calentamiento global del planeta. Fue considerado el mineral del siglo XXI, por la aplicación que tiene en diferentes ramas de la industria, la electrónica y la medicina. Es resistente a las altas temperaturas y muy liviano.
 
Por ello, su demanda aumentó con el desarrollo de las computadoras, teléfonos y celulares, pero la principal esperanza de la industria minera del litio está en las baterías para automóviles
eléctricos. También se usa en las naves espaciales y submarinos, y es componente común de las aleaciones de aluminio empleadas en la construcción de aeronaves.
 
Se obtiene de fuente mineral como el espodumeno, cuya extracción requiere de un previo trabajo de minería (trituración, molienda, lixiviación), o bien como salmueras contenidas en salares, cuya extracción por bombeo permite una mayor escala y menores costos de producción. Este proceso productivo es amigable con el medio ambiente, ya que es la Naturaleza la que "termina" de hacer
el trabajo a través de la acción del agua, el viento y el sol. Incluso, gran parte de los desechos se reciclan o vuelven al salar.
 
Varios expertos pronostican que en unos 30 o 40 años, el mundo agotará sus reservas de petróleo. Para entonces, habrá que encontrar fuentes alternativas para el transporte. Ahí entran, por ejemplo, los vehículos híbridos o eléctricos que funcionan a base de batería de litio que este año comenzarán a fabricarse en serie en Argentina.
 
En naves espaciales y submarinos, es interesante saber que se usa para depurar el aire, extrayendo el dióxido de carbono, y que es un componente común de las aleaciones de aluminio empleadas en la construcción de aeronaves.
 
OBTENCIÓN DE SALES
 
Para su extracción se perfora a una profundidad superior a 30 metros en un sector del salar donde está el reservorio de salmuera. Un litro de salmuera del salar contiene entre 0,7 y 0,8 gramos de litio. La salmuera se traslada por cañerías hasta la pileta de almacenamiento. La salmuera extraída está saturada en cloruro de sodio (NaCl), con un contenido promedio de 625 partes por millón de Li (en peso) como cloruro de litio (LiCl), la cual es conducida mediante gravedad a una pileta más pequeña.
 
El agua de río constituye la fuente de agua para abastecer a la operación. En la planta de tratamiento, el agua pasa a través de un sistema de tres filtros. Antes, es saneada con hipoclorito de sodio. Luego pasa a través de intercambiadores de calor y se ajusta el pH. El agua rechazada, rica en elementos indeseables para el proceso, es usada para diversos fines o devuelta al salar.
 
A la Planta de Adsorción Selectiva ingresa una mezcla de salmuera directamente desde el salar, mezclada con la tratada en las piletas. Dicha mezcla pasa a "columnas” que contienen una resina con capacidad para adsorber (un fenómeno de volumen) el litio, es decir, seleccionarlo. Se produce un primer líquido que pasa a otra columna adonde se le extrae calcio, magnesio y boro, a fin de maximizar la pureza del litio. Es un sistema creado por FMC Lithium para aplicarlo en Catamarca.
 
En cuanto a las piletas de concentración por evaporación solar, el proceso consiste en depositar la salmuera en piletas construidas de material natural, apenas revestidas con polietileno de alta densidad. Allí se evapora el agua por la alta radiación solar y la acción conjunta del viento,
logrando así su concentración. Cuando la salmuera llega a la concentración de 6%, se almacena en la última pileta y se la transporta a la planta de obtención de cloruro de litio. Allí se la purifica, cristaliza, seca y envasa en tambores de 150 kg o 200 kg.
 
Por su parte, la salmuera que en las piletas naturales alcanzó solamente el 3% se acumula para su procesamiento y la producción de carbonato de litio, que se obtiene por reacción química entre el cloruro de litio al 3%, y carbonato de sodio. El sólido seco de carbonato de litio
es llevado a molienda. Allí se separa el material grueso que se embolsa en sacos de 900 y 450Kg y el fino, embolsado en sacos de 20, 25 Kg y tambores de 100 Kg, para diferentes aplicaciones en la industria.
 
GESTIÓN PARA EXPLOTAR MÁS

La detección del enorme reservorio catamarqueño no es nueva. Y la extracción lleva ya casi 20 años en el Salar del Hombre Muerto. Sin embargo, es el actual gobierno provincial el que está haciendo grandes esfuerzos para captar inversores que vengan a explotar nuevas áreas, ya
que las inversiones que se requieren son multimillonarias y por cierto, no parecen estar al alcance del empresariado argentino.
 
De hecho, la gobernadora Lucía Corpacci es una asidua invitada a la Feria PDAC de Canadá y acaba de hacer un ofrecimiento formal al gobierno chino para su explotación. Fue en el Seminario de Oportunidades de Inversión Minera, en Buenos Aires, donde explicó ante inversores que "Catamarca tiene claramente identificadas 177 áreas de interés, de las cuales 39 están buscando fondos para comenzar a explorar y ya tenemos nueve empresas explorando”.

También invitó al Viceministro de Tierras y Recursos de la República Popular China a conocer las posibilidades que ofrece la minería de Catamarca, y subrayó entre ellas a "las reservas de litio, de los yacimientos de oro, plata y cobre”, aunque también valoró la explotación de rodocrosita,
justamente ante el representante de uno de los principales países compradores.

Encadenado con esto, está la inclusión del proyecto de reactivación del ferrocarril Belgrano Cargas, por lo que le solicitó a su interlocutor asiático "que articule con su Gobierno e inversores chinos la posibilidad de la llegada de inversiones, remarcando la importancia del Paso Internacional San Francisco, que brinda una salida al Océano Pacífico, para el intercambio comercial”. Y para ello entregó al funcionario chino información sobre las áreas mineras de Catamarca, gestión para la cual se comprometió el Viceministro.
 
El gran desafío de la clase política dirigente, en nombre del soberano pueblo, es estar a la altura de la histórica oportunidad de desarrollo que se presenta. Promover acuerdos comerciales transparentes con las cláusulas proteccionistas suficientes y necesarias. Tener la sabiduría y
ejercer el control necesario para que se preserve el ecosistema natural, y a la vez tentar a la inversión responsable y acompañarlo en el proceso incluso trascendiendo gestiones.
 
El litio es un bien escaso y necesario que el planeta -en graves aprietos- ya exige, a menos de cuatro décadas del envío de las refinerías de petróleo a los museos. Un bien escaso y necesario: condiciones básicas para lograr un gran negocio con rentabilidad social, tal como hacen países con altos estándares de desarrollo.
 
Tarde o temprano los inversores iban a llegar. Y ya lo están haciendo. No sea que, por apurar un acuerdo, se quiera convencer al pueblo de la necesidad de negociar a cualquier precio. O se piense que cualquiera puede llevarse el mineral en bruto, sin agregar valor localmente, y sobre
todo, sin generar el tan mentado "derrame” para las economías de sus comunidades.
 
No sea cosa que, como suele ocurrir en los países corruptos, el bien común quede otra vez postergado por el engorde de las cuentas bancarias de algún político. Tal como viene la cosa, el litio puede ser otra bisagra de la historia. Ojalá sea esta vez. 
 
 
Informe: Carlos Gallo
Colaboración: Secretaría de Estado de Minería
 
 

Otras Noticias